viernes, 28 de diciembre de 2007

QUE LA INOCENCIA NOS VALGA

­
­Bitácora del Buscador:
Con bromas de mayor o menor calibre, hoy se festeja el Día de los Inocentes, fecha que sin embargo no tiene nada de chistosa. Son pocos los que saben que la celebración del día de los Santos Inocentes se remonta a dos mil años atrás, cuando el rey Herodes, aconsejado por los sabios astrólogos de su reino, supo que había nacido en Belén el nuevo rey de los judíos, anunciado por la tradición profética. Por eso, Herodes dio la orden de que a todos los niños menores de dos años se los asesinara y desde entonces se conoce la fecha como "La matanza de los santos inocentes". Para la Iglesia Católica aquellos recién nacidos fueron los primeros mártires que dieron la vida por Jesús.
Cuentan las viejas historias que -pese a la muerte de los pequeños- Herodes no logró su cometido, ya que Jesús salvó su vida, porqué un ángel se le apareció a José y le dijo que huyera con su hijo. De allí que, contra lo que pueda suponerse, hacer bromas los 28 de diciembre no es una herejía, sino una forma de recordar que Herodes fue, en definitiva, el primer burlado, ya que Jesús logró salvarse de su orden.
­Sin embargo, el origen de la broma relacionada con este día es incierto, y no sabe cuando la conmemoración dejó de celebrarse relacionada con la matanza que hizo Herodes en Belén, para transformarse en una fecha para bromear con los conocidos.
­Todo parece remontarse a la Edad Media, cuando, entre Navidad y Año Nuevo, se celebraba el "Día de los locos", fiesta pagana en que todo exceso era permitido. Estas fiestas eran tan escandalosas que la Iglesia decretó la conmemoración de la matanza de los niños con el objetivo de aplacar las locuras de este rito. Con el tiempo, lo pagano se unió a lo religioso y el 28 quedó sellado como el día para gastar bromas a todo inocente que se precie de tal.
­
CONTRADICCIONES­
­
Aunque el 28 de diciembre la Iglesia recuerda la matanza de niños, según los Evangelios, la misma debió haber sucedido después de la visita de los Reyes Magos al rey Herodes, es decir, uno o dos días antes del 6 de enero. Pero no es la única contradicción: se supone que fueron degollados miles de niños, pero según el censo ordenado por el gobernador Quirino, Belén no tenía por entonces más de 800 habitantes. Teniendo en cuenta que no nacían más de 30 bebés al año y que la mitad moría antes de empezar a caminar, los degollados por Herodes no debieron haber sido más de 15.
­Otra pregunta importante es ... ¿Sucedió realmente? Hay muchos estudiosos que lo dudan porque el mayor historiador de la época, Flavio Josefo, no alude a eso en su Historia de Judea. Para muchos especialistas, Mateo pudo haber interpolado en su relato la historia de Moisés, quien fue arrojado en una canasta al Nilo para ser salvado, en tiempos en que el faraón ordenó matar a todos los hijos varones de los esclavos israelitas. Pero a la vez, esto pudo haber sido una adaptación de la leyenda hindú sobre el nacimiento de Krishna: el sabio Nárada Muni le dijo al rey Kamsa de Mathura que el bebé estaba destinado a matarle, y éste ordenó asesinar a todos los kumaras (en sánscrito, "muere fácil") de menos de dos años de edad.
­Historias y leyendas aparte, hoy es mejor estar atentos, para que nadie nos gane de mano con una broma al tiempo que con una sonrisa pícara nos dispare el tan consabido "Que la inocencia te valga"...­
­
­
­